top of page

¿Cómo le explico a mi hijo/a el fallecimiento de un familiar?

La semana pasada os hablamos del duelo y las distintas fases que presenta. En este artículo nos centraremos en cómo explicarles a nuestros hijos el fallecimiento de un familiar. Sería importante que tuviéramos alguna noción para poder hablar y explicar a nuestros hijos sobre el tema de la muerte, sobre todo en aquellos momentos en los que nos toca de cerca y por algún fallecimiento de un familiar tenemos que enfrentarnos a ella, y explicárselo a nuestr@s niñ@s.


La muerte de un familiar, de un conocido, de un@ amig@, etc tiene tal resonancia afectiva que para los adultos es un tema que incluso a veces intentamos pasar de lado por las dificultades emocionales que nos genera.

Si ya de por sí para el adulto es complicado, no hablemos cuando son los niños los que tiene que enfrentarse a ello.


Pero, ¿Cómo podemos explicar y hablar a nuestros hij@s sobre la muerte, especialmente si es de una persona significativa para éste?


Aquí os dejamos algunas claves que nos pueden servir para hacer frente a esta situación:

- Lo primero de todo, debemos buscar un sitio tranquilo en el que l@s niñ@s se encuentren a gusto y sin distractores externos.

- Lo ideal es que sean los progenitores los que expliquen qué es la muerte, o bien, alguien en quien confíen y que puedan tener libertad total para hacer cualquier tipo de pregunta. Lo importante es entender cómo colocan ellos la muerte y cómo es entendida para no generar incertidumbre en ellos y no queden dudas.

- Para que podamos explicar y hablar sobre el tema, debemos haber gestionado nuestras emociones. No es necesario bloquear lo que sentimos (todo lo contrario) se puede y es positivo expresar nuestras emociones delante de los niños, lo que no es adecuado es “desbordarse” emocionalmente y no tener ningún tipo de “contención “ emocional delante de ellos, porque si los adultos no nos podemos sostener, lo que vamos a hacer es que ellos se asusten y bloqueen sus emociones.

- Adapta el lenguaje a ellos, sobre todo adaptado a las creencias familiares con las que os sintáis más cómodos para explicarlo. El lenguaje tiene que ser sencillo y claro para no dar lugar a dudas y confusión.

- Utiliza apoyos visuales (como cuentos sobre el duelo, foto del familiar cercano…) para ir poniendo palabras y conectar con sus emociones.

- Dejar libertad al niño para que en cualquier momento pueda hablar del tema y cuando lo necesite.


L@s niñ@s tiene derecho a que les expliquemos y hablemos con ellos sobre la muerte. Si les ayudamos a entender, sentir y conectar con el proceso de duelo o con la pérdida, de adultos harán frente a estas situaciones sabiendo gestionarlas, sin temor para afrontarlo en el momento necesario.





Posts recientes
bottom of page